Automóviles eléctricos, qué es la carga «inteligente» y cómo funciona

Se comunica con la red eléctrica y le permite evitar apagones, así como maximizar la eficiencia. Así que cargar el coche se vuelve «inteligente».

los transición eléctrica la movilidad es ahora un destino seguro. Es solo cuestión de tiempo. Y superar los prejuicios. Entre los detractores deCoche eléctrico hay quienes piensan que contamina más que un «tradicional» (tesis ya rechazada). O, que con el aumento de la difusión de la electrificación, la energía necesaria para cargar una gran cantidad de vehículos eléctricos al mismo tiempo provocará un apagón de la red. La infraestructura es un tema central paramovilidad eléctrica: con el aumento de la distribución de coches batería, ya está prevista una actualización gradual de las redes nacionales; no una simple operación para fortalecer la red eléctrica en sí, sino un uso más inteligente de los recursos disponibles.

carga de coche eléctrico
La transición eléctrica es la base para un futuro más sostenible © VW

La carga inteligente ya es una realidad

En este sentido, Audi, una marca del grupo Volkswagen, que claramente ya se ha volcado hacia la electricidad, está invirtiendo fuertemente en carga inteligente e integrado en la red. ¿De qué se trata? No algo abstracto, ni proyectos futuristas cuyas pautas están presentes en los ordenadores de los ingenieros más iluminados. Pero una tecnología ya presente hoy en los modelos eléctricos de la Maison (e-tron, e-tron Sportback y e-tron GT) gracias al sistema de carga Sistema de carga Audi e-tron connect, permite una mejor gestión de los picos de carga en la red pública.

Movilidad eléctrica, se necesita un cambio de paradigma

Cambiar a coches eléctricos también significa cambiar perspectivas y hábitos. A menudo sin ningún sacrificio. Empezando por los hábitos. Repostar su automóvil no es como repostar con gasolina o diesel. Es necesario un mínimo de planificación y método. También para aprender a disfrutar de la noche, cuando ella energía cuesta menos y el pico de demanda vespertino se agota. Su mejor apuesta sería siempre cuándo es el mejor momento para conectar la máquina a la red. Aquí, en este sentido, la inteligencia artificial nos puede ayudar mucho, sustituyendo a los humanos y organizando la recarga en el mejor momento estratégicamente: tanto desde el punto de vista de la carga instantánea de la red como según la hora del día. Usuario individual. .

Una solución ideal para todos

Una posible solución la proporcionan herramientas como el Pasarela de contador inteligente (SMGW). ¿De qué se trata? Un dispositivo capaz de conectar la casa particular con el proveedor de energía, proporcionando simultáneamente información detallada sobre el consumo de energía. Los datos que luego se envían a ambosSistema de gestión de energía en el hogar (Hems) y el sistema de carga Audi e-tron connect, una solución que ya se puede utilizar, por ejemplo, en modelos como e-tron y e-tron Sportback.

Este sofisticado sistema de intercambio de información garantiza que la demanda de energía de los diferentes usuarios esté siempre bajo control. Así, es posible no solo decidir cuándo y dónde suministrar electricidad (en la oficina o en casa), sino también cuánto suministrar en función de la potencia residual, evitando así el riesgo de sobrecarga y ofreciendo otra ventaja innegable: minimizar las tarifas energéticas. Como en el caso ya mencionado de la noche, si de hecho se recarga en momentos menos críticos, el coste de la energía baja.

carga inteligente
La carga inteligente es más sostenible y económica © VW

Recargas personalizadas, estándares comunes

En la era del custom made, la recarga solo se puede adaptar a las necesidades de cada cliente en función del coche que conduzca, su hora de llegada y salida, el destino al que tendrá que llegar y otros factores estrictamente personales. Más: como ya sabemos, los coches eléctricos pueden convertirse en centros de Almacen de energia que, en determinadas fases, puede transferir el excedente a la red. Incluso antes de que comience la carga.

Un escenario ideal para quienes eligen la movilidad eléctrica, pero que necesitan una condición, a saber, que los hogares y los proveedores de energía utilicen estándares técnicos comunes. Los recientes esfuerzos de Audi van en esta dirección que, a través de la Proyecto EEBUS, cuya finalidad es precisamente promover un protocolo de diálogo común, trabaja para que los sistemas fotovoltaicos, la infraestructura de carga, los coches eléctricos y los sistemas de aire acondicionado doméstico puedan comunicarse entre sí sin interferencias.


¡Si te ha gustado no dudes en compartirlo!

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad